Nova protesta de Valldigna Accessible a la Platja de Tavernes

Més d’un centenar de veïns de la platja de Tavernes van acompanyar este dissabte a persones en cadira de rodes les quals han d’anar forçosament per la calçada ja que en el tram entre Luna Park i el Canal no existixen rampes que els permetisquen pujar a les voreres. La comitiva es va dirigir cap al mercat de Lago Azul on sol acudir multitud de persones, un trajecte que en els últims anys l’associació Valldigna Accessible reclama que l’Ajuntament habilite rampes, encara que siguen provisionals, perquè tant les cadires de rodes, com els carrets de xiquets i altres aparells que utilitzen les persones amb mobilitat reduïda puguen accedir a les voreres amb facilitat, evitant el perill que suposa anar per la calçada. Es tracta del segon “passeig” en dissabte consecutiu que Valldigna Accessible realitza perquè el govern municipal accedisca a posar les rampes necessàries.

Un dia abans de fer este últim “passeig” representants de l’associació es van entrevistar amb l’alcalde i dos regidors, a petició de l’Ajuntament que sens dubte vol evitar la mala imatge que crea este nombrós desplaçament en cadira de rodes i que a més genera un gran tap de cotxes en una hora molt concorreguda. Els representants del govern municipal no van accedir a la petició de Valldigna Accessible de fer, almenys, les rampes d’un dels encreuaments del carrer on viuen dues persones usuàries de cadira de rodes. L’Ajuntament va indicar que només disposen en plantilla d’una persona per fer les obres i que caldria realitzar un procediment de contractació que demoraria les esmentades actuacions. Argumenta el govern municipal que s’han iniciat les obres del col·lector en un altre carrer i que quan estes finalitzen es procediria a atendre l’accessibilitat del trajecte que reclama Valldigna Accessible. Estimen que el projecte del col·lector podria estar per a finals de 2021 i després vindrien les obres de l’esmentat trajecte. La reivindicació de la Valldigna Accessible és d’abril de 2017, és a dir, el govern municipal demana als membres de l’associació paciència durant quatre, cinc o més anys, la qual cosa els suposaria desplaçar-se per la calçada, quedar-se a casa o no anar al mercat durant tot este temps. La queixa de la Valldigna Accessible no és només per la manca de rampes en el trajecte al mercat. L’associació també reclama que les passarel·les dels xiringuitos i l’accés als seus serveis siguen accessibles al cent per cent ja que actualment no ho són i impedixen a les persones amb mobilitat reduïda fer ús d’estos.

És per tot això que Valldigna Accessible anirà de “passeig” tots els dissabtes que queden d’estiu perquè el govern municipal quede advertit del problema que té una part important dels seus ciutadans.

Valldigna Accesible vuelve a pedir que se eliminen las barreras arquitectónicas en la playa de Tavernes

SaforGuia : Martes, 30 de Julio de 2019

La asociación Valldigna Accesible convocó el pasado sábado una protesta para pedir que se eliminen las barreras arquitectónicas en la playa de Tavernes. Los manifestantes circularon a pie y en silla de ruedas por el medio de la calzada hasta el Lago Azul. La asociación recuerda que las aceras no tienen rampas, una obra que les habían prometido que estaría lista antes del verano. También denuncian que no hay puntos para baño accesible y que los chiringuitos no tienen pasarelas de madera para que las ruedas no se hundan en la arena, por lo que no pueden llegar por sí solos a estos lugares. La asociación está dispuesta a protestar todos los sábados hasta que no haya compromisos creíbles.

Nueva protesta de Valldigna Accesible por barreras arquitectónicas en la playa

Noticias de Tavernes de la Valldigna / LEVANTE-EMV

Medio centenar de personas participa en la «passejada» hasta el mercado del Lago Azul para denunciar «promesas incumplidas»  La entidad anuncia que repetirá esa acción todo el verano

S. S. Gandia 29.07.2019 | 20:52

A velocidad de silla de ruedas por la avenida de Blasco Ibáñez y otras vías de la playa de Tavernes de la Valldigna. Así quiso escenificar la asociación Valldigna Accesible su enfado por lo que asegura que son muchas promesas incumplidas para que esta zona sea mínimamente accesible a quienes tienen que desplazarse con estos aparatos.

La iniciativa, que tuvo lugar la tarde del sábado y a la que acudió medio centenar de personas, consistió en demostrar que resulta imposible recorrer las calles por las aceras, porque no hay rampas para subir, de manera que se optó por ocupar la calzada en el itinerario hasta el mercado que se monta los sábados por la tarde en la zona del Lago Azul. La protesta, como es obvio, generó retenciones importantes de tráfico.

Un portavoz de Valldigna Accesible señaló ayer a este periódico que unos días antes de las elecciones municipales les prometieron que para este verano al menos esa zona de la playa habría sido acondicionada para que las sillas de ruedas pudieran acceder a las aceras. Pero no se ha hecho. «Nos piden paciencia porque están en obras de la nueva calle que discurrirá sobre el colector que se está construyendo», señala Valldigna Accesible.

Denuncia que tampoco se han habilitado los puntos de playa accesible para poder llegar hasta el agua, y los chiringuitos no disponen de pasarelas de madera para que las ruedas no se hundan en la arena, de manera que las personas condicionadas por movilidad reducida no tienen posibilidad de alcanzar esos espacios a no ser que alguien les lleve, no sin muchas dificultades.

Valldigna Accesible indica que hace años que pide estas y otras mejoras para que Tavernes sea una ciudad, y tenga una playa, más amable con quienes padecen estos impedimentos para desplazarse, y aclara que su protesta se va a mantener todos los sábados del verano «hasta que alguien del ayuntamiento se ponga en contacto con nosotros».

 

Valldigna Accesible exige suprimir barreras en la playa y anuncia un verano de protestas

https://www.lasprovincias.es/safor/valldigna-accesible-exige-20190730002457-ntvo.html#vca=sticky-btn&vso=rrss&vmc=wh&vli=Safor

Un grupo de integrantes del colectivo Valldigna Accesible, durante su marcha por las calles de la playa de Tavernes. / LP

El colectivo de personas con movilidad reducida denuncia la imposibilidad de circular con un corte de calles en todo el distrito marítimo

IÑAKI LÓPEZ TAVERNES. Martes, 30 julio 2019, 00:24

Las personas afectadas por la movilidad reducida reclamaron hace unos días que se habiliten a sus necesidades básicas las aceras de la playa de Tavernes. Circularon por la calzada en un recorrido que superó la hora de protesta, impidiendo la circulación habitual de los vehículos en buena parte del distrito marítimo.

Un grupo de representantes de la asociación Valldigna Accessible cortó el tráfico durante más de una hora por la calle principal que une la playa norte con la playa sur, donde al llegar volvieron a reanudar su marcha hasta el lugar de origen. La finalidad que quisieron transmitir fue la de dejar patente las dificultades que sufren este tipo de personas para transitar por la zona norte del municipio.

El colectivo y la asociación tomaron la decisión de llevar a cabo esta iniciativa de reivindicación después de conocer que el Ayuntamiento de Tavernes no había tomado ninguna medida provisional para que las personas con sillas de ruedas o aquellas que precisen de otro tipo de ayudas para moverse puedan transitar por unas aceras sin las rampas necesarias ni la habilitación mínima para estas circunstancias.

La entidad reclama a las autoridades que cumplan promesas y mejoren su movilidad

Promesas políticas

Valldigna Accessible también mostró sus quejas ante la inmovilidad del gobierno local por facilitar el acceso a la playa a las personas con movilidad reducida. El colectivo se queja de que, a pesar que los responsables políticos prometieron la preparación de la mejora del acceso a la playa para estas personas pocos días antes de las pasadas elecciones municipales, siguen sin cumplir con sus pretensiones.

Además de la adecuación de las zonas para permitirles el paso a personas con esta problemática de movilidad, hay otros accesos como las pasarelas de madera que llegan hasta los chiringuitos de la playa que tampoco cumplen los requisitos mínimos para que estos ciudadanos puedan disfrutar de sus servicios, por lo que debido a estas condiciones en la actualidad se les impide el paso.

Según explicaron a LAS PROVINCIAS fuentes de la organización de Valldigna Accessible, «hicieron por primera vez esta marcha con más de ocho personas en silla de ruedas y diferentes carros para llamar la atención del Ayuntamiento y conseguir que, como mínimo, se escuchen sus reclamaciones».

Los responsables catalogan su protesta como un «éxito al cumplir de la mejor manera posible el objetivo de hacer presión al gobierno». Explican que eligieron hacerlo el sábado pasado para hacer coincidir sus reclamaciones con el mercado municipal y con un importante festival de música que reúne a más de 50.000 personas en la localidad vallera.

Las mismas fuentes reconocen que mantienen «contacto directo con el alcalde y con algunos concejales pero que, después de dos legislaturas al mando, únicamente se manifiestan respecto a este problema para pedirles todavía más paciencia».

Además, por seguir difundiendo y reclamando su finalidad, la asociación Valldigna Accessible y todas las personas que se sumen a su causa afirman que mientras que el consistorio no tome alguna medida al respecto, seguirán colapsando las calles de la localidad todos los sábados del verano. Pretenden conseguir que los representantes políticos den soluciones a este problema puntual y se establezca un plan de actuaciones prioritarias de accesibilidad a corto plazo para la playa.

Más allá de la gente con problemas a la hora de desplazarse por las aceras, también recuerdan desde la agrupación que a este colectivo se unen las madres y padres que llevan a sus hijos en los habituales carros. Estos se encuentran a diario con la imposibilidad de acceder a la playa por falta de las condiciones mínimas de las aceras y de las entradas y salidas a la zona.

Valldigna Accesible denuncia que las pasarelas de la playa son «trampas mortales»

La asociación de Tavernes que defiende a personas con movilidad reducida exige al ejecutivo que las revise para evitar riesgos

Una de las pasarelas mal colocada sobre la arena. / LP
ROCÍO ESCRIHUELA
Sábado, 6 julio 2019, 00:45

tavernes. La asociación Valldigna Accesible ha alzado la voz con la llegada de la temporada estival tras comprobar que las pasarelas de la playa de Tavernes son una «trampa mortal». Así lo han calificado desde esta entidad que defiende a personas con movilidad reducida que denuncia que hay diversos tramos mal colocados donde existen huecos que impiden la cirulación correcta de las sillas de ruedas o en algunos casos peores como la ausencia de alguna madera que pueda provocar caídas tanto para este tipo de vehículos como paras las personas que caminan con muletas.

Responsables de Valldigna Accesible ya se han puesto en contacto con el Ayuntamiento para trasmitirle la queja ya que consideran que esta historia se repite todos los años. «Siempre estamos igual con la llegada del verano y no están en condiciones para los usuarios. Estamos en nuestro derecho de poder acceder a la playa y esas pasarelas son una trampa mortal y no cumplen con la accesibilidad», han señalado.

También apuntan que el acceso a los baños públicos de la playa tampoco están en condiciones para las personas con movilidad reducida. Del mismo modo, añaden desde Valldigna Accesible que tampoco pueden acceder a dos de los cuatro chiringuitos que hay en la costa vallera por ausencia de pasarela en algunas zonas o su mal estado.

La asociación también ha denunciado que la tercera zona de playa accesible que el ejecutivo anunció en el último tramo de la avenida de la Marina «aún no está disponible y ya ha comenzado el mes de julio».

Por su parte, desde el Consistorio han tomado nota de las quejas de Valldigna Accesible y ya se han puesto manos a la obra para reparar las deficiencias y evitar riesgos a los usuarios.