EL RANGERS VALÈNCIA DÓNA UNA MOSTRA DE SUPERACIÓ I REIVINDICACIÓ

http://diariserpis.com/esports/item/10701-el-rangers-valencia-dona-una-mostra-de-superacio-i-reivindicacio 

L’Associació Valldigna Accessible va organitzar este diumenge a la vesprada, en el pavelló del camp d’esports de Tavernes de la Valldigna, un partit d’exhibicio de bàsquet adaptat amb cadira de rodes. Van ser nombroses les persones que van omplir les grades del local, entre les quals hi havia familiars, amics, amigues de jugadors, així com l’alcalde de Simat, Víctor Mansanet, qui va acudir en solidaritat amb el col·lectiu i alhora per animar el simater Llíber Donet i Francisco Javier Chordá, president de l’associació, fill de mare simatera. Tots dos jugadors van vestir samarretes distintes, tot i que pertanyen al mateix equip, el Club de Bàsquet Rangers València.

El partit es va disputar amb total esportivitat i va haver-hi alguna fase emocionant, no tant pel resultat dels parcials, sinó per la qualitat d’algunes accions dels jugadors sobre el parquet, rematades amb espectaculars cistelles. All final, els blaus van véncer els rojos per un resultat ajustat de 37 a 43. Precisament Lliber Donet va disputar tres parcials amb l’equip guanyador i la seua canasta va ser fortament aplaudida pel públic simater que hi assistí, com també va rebre una tancada ovació el discurs que va llegir enmig la canxa el president de l’Associació, Francisco Javier Chordà, abans de començar el partit, en què va fer una crida a les autoritats i a la ciutadania perquè es construïsca una Valldigna més accessible i sense barreres arquitectòniques que impedeixen el lliure desenvolupament i la mobilitat de les persones amb algun tipus de discapacitat. Per a l’alcalde de Simat, aquests actes “no només serveixen d’entreteniment, sinó també per estretar relacions i fer-hi reivindicacions”. Valldigna Accessible té entre els principals objectius, vetllar pel compliment de la normativa en matèria d’accessibilitat, facilitar informació i orientació a les persones que tenen algun tipus de discapacitat, bé siga temporal o permanent, contribuir a la mentalització de la societat sobre la plena integració de les persones amb mobilitat reduïda i col·laborar amb altres associacions amb finalitats anàlogues.

 

 

Exhibició de Bàsquet en cadira de rodes, del CB Rangers a Tavernes de Valldigna, diumenge 20 a les 18:00h.

Una vegada més el CB Rangers Valencia, gaudirà de l’oportunitat d’oferir un partit d’exhibició de bàsquet en cadira de rodes.

Enguany continuarem contant ambla participació del simater Líber Donet, que es posarà la samarreta dels Rangers i participarà de l’espectacle, per al que continua preparant-se setmana a setmana amb dures sessions d’entrenament. Aquest partit tindrà lloc, el proper diumenge 20 de setembre, a les 18:00h de la vesprada al camp d’esports de Tavernes de la Valldigna. Aquest partit està patrocinat per l’Ajuntament de Tavernes, organitzat per l’Associació Valldigna Accessible i el CB de Tavernes, i compta amb la col·laboració de DisVall i l’Agrupament Escolta Valldigna. El CB Rangers Valencia vol agraïr els veïns de la Valldigna, per l’acollida que reben any rere any, que gràcies a la seua bona resposta ha convertit aquesta exhibició en un acte més a les nostres festes patronals. En finalitzar el partit, els xiquets i xiquetes podran fer ús de les cadires de joc per intentar fer unes cistelles, aquesta es la part més divertida i esperada pels més menuts.

Article sobre els primers ecos de les eleccions a l’àmbit municipal

L’amic Vicente Valero ens diu que una vegada iniciat el període de mandat dels actuals equips municipals, és el moment de fer una primera avaluació de les actituds, i que per eixe motiu, ha redactat un article després de veure els primers rajos de sol. I és que NO PODEMS… seguir així.

NO PODEMOS… seguir así

Enviat per Vicente Valero el Diumenge, 07/12/2015 – 14:04.

 Hospital de Los Angeles, sala de neumologia 1952

Después de la jornada electoral de mayo “la vida sigue igual”. Hace poco divagaba en un escrito sobre el esperpéntico voto de los cascaos y la observancia de la legalidad por parte de las administraciones que velan por el proceso electoral.

El caso es que, como yo decía que habían dos maneras de votar cuando los locales electorales eran inaccesibles: procesionando la urna o las papeletas, un amigo, porque hay que serlo para leer lo que escribo, y más si se trata de un informe técnico sobre accesibilidad en el proceso electoral, me trajo a la tertulia casqueril un recorte de prensa enmarcado. Se trataba de un pedazo de una noticia de periódico. Días antes me envió un correo que decía: “Viendo la lista de los concejales de la formación Ahora Madrid, aparece un ciudadano diverso que casualmente no ha podido votar como todo el mundo en estas últimas elecciones. Ahora nada más y nada menos que es concejal, esperemos que al menos se acuerde de lo nuestro y lo suyo, y yo me he acordado de ti nada más leer sus declaraciones.”

 Los veinte concejales electos de Ahora Madrid. El apoyo de Manuela Carmena es Pablo Soto (en la foto en silla de ruedas) [Clic para ampliar la imagen]

El tal recorte decía: ‘Habrá que estudiar los problemas de accesibilidad de esta ciudad’, comentó Pablo Soto el domingo a las puertas del colegio Nuestra Señora de la Paz, en el barrio de Pacífico, cuando no pudo entrar con su silla de ruedas en el edificio para votar porque carecía de rampa de acceso. Una de las componentes de su mesa tuvo que salir fuera a coger el sobre del, desde el 24-M, concejal electo de Ahora Madrid.”

Un tertuliano comentó: “estos de PODEMOS con tal de armar el número”, contesté que evidentemente no era de PODEMOS, en todo caso será de NO PODEMOS. Justo dijo que igual era un “vertical” camuflado, porque a los políticos les va eso de subirse a la silla de ruedas después de convocar a la prensa para el paseo para comprobar en primera persona las bondades del ámbito urbano. En época de celo electoral se agudiza la epidemia. Pero yo creo que en cuanto se levantan de la silla se les olvida la experiencia, porque de lo contrario se verían técnicos municipales de urbanismo colgados en los árboles de todos los parques.

 Faltan 145 días para que los edificios públicos sean accesibles. Va siendo hora de ponerse a eliminar barreras [Clic para ampliar la imagen]

No pensaba reiterarme con escritos sobre la accesibilidad de los colegios electorales, casi he perdido la fe en que las próximas votaciones se celebraran en locales que cumplan ESCRUPULOSAMENTE las normativas de accesibilidad de todas y cada una de las Españas (CCAA). Pero mira tú por dónde una noticia ha hecho que me dé el punto. En el pueblo de personas allegadas un cascao ha convencido a unos concejales recién estrenados a darse un paseíto sin levantar el culo de una silla de ruedas y el resultado, con soporte fotográfico, lo han colgado en facebook.

Como la curiosidad me puede, he visto las fotos y he dejado un comentario:“Esto pasa por no tener el ayuntamiento ningún arquitecto ni departamento de urbanismo” . Al cuarto de hora me entra un correo diciendo que sí que hay arquitecto, aparejador y delegación de urbanismo, me lo asegura porque pidió una licencia de obra y pagó una tasa. He estado tentado de hacer otro comentario diciendo: “Y si hay arquitecto y departamento de urbanismo que lo quiten y ese gasto se dedica a pagar deuda municipal”.

Sobre el asunto ya me he manifestado demasiadas veces, me limito ahora a reproducir unos párrafos de un artículo de hace un par de años:

En el caso de las rampas yo, desde tiempo inmemorial, vengo diciendo que el día que una rampa esté mal hecha y el arquitecto de la administración (municipal, estatal o autonómica) diga que no es conforme y el constructor tenga que rehacerla a su costa, ya verás lo que se fija en que cumple la pendiente y se ajusta al proyecto. Y de paso ya verás cómo se esfuerza para explicarle al albañil que si la hace mal le va a tocar repetirla sin cobrar. Lo jodido es que mi amigo Justo me dijo que el que más apretaba era el político para que la obra se pudiera inaugurar y sacarse la foto; vamos, que el apretado era el técnico de turno, que carga con la responsabilidad de por vida mientras que a saber donde estará el político cuando haya una sentencia condenatoria

Y pensar que el capítulo de infracciones y sanciones por incumplimiento de la Ley 1/98 de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas, Urbanísticas y de la Comunicación; y disposiciones que lo desarrollan está virgen. Que una obra está diseñada sin cumplir la normativa, visado al canto y “palante” , que en la ejecución de la obra los obreros acaban una rampa con un escalón de “a palmo” , pues unas cervecitas y todos tan amigos; que llega el momento de recepcionar la obra y una rampa tiene más pendiente que los toboganes del parque, pues firmita de conforme y se paga. Conclusión: ya está asegurado trabajo de eliminación de barreras para el futuro. Paga el contribuyente… y repaga.

 Eventual en campaña

No sé porque me ha venido a la perola que en las europeas del año pasado hubo una candidata que se estropeó y hizo la campaña electoral sentadita en una silla de ruedas. Juró y perjuró que en cuanto llegara a Europa se iba a interesar por la accesibilidad. No cabe duda, ya se ha levantado y los compañeros de partido que empujaron la silla y se partieron el cobre con la falta de accesibilidad deben tratarse la amnesia, porque podría ser síntoma de una enfermedad que también afecta a los políticos aunque hayan sido Presidentes de Gobierno, Autonomía o padre de la Constitución. ¡¡Leche!! Se me ha olvidado de que partido era la candidata de la silla.

Valencia, 12 de julio de 2015

Autor: Vicente Valero Sanchís

L’edifici accessible té un plaç, abans del 4 de desembre de 2017

Les vivendes en règim de propietat horitzontal hauran de fer obres abans del 4 de desembre de 2017 per tal que les persones amb discapacitat puguen utilizar els espais comuns. [Article PDF]

Font: El País http://economia.elpais.com/economia/2015/04/17/vivienda/1429259949_709530.html

COMUNIDAD DE PROPIETARIOS: El edificio accesible tiene un plazo

Las viviendas en régimen de propiedad horizontal deben hacer obras antes del 4 de diciembre de 2017 para que las personas con discapacidad puedan usar los espacios comunes

SANDRA LÓPEZ LETÓN 20 ABR 2015 – 10:49 CEST

Los edificios de viviendas existentes están obligados a realizar ajustes razonables de accesibilidad antes del 4 de diciembre de 2017 para garantizar que las personas con discapacidad puedan hacer uso de los elementos comunes en las mismas condiciones que los demás vecinos. Así lo recoge el Real Decreto Legislativo 1/2013 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.

A los propietarios les quedan algo más de dos años para ir llenando la hucha y pensar en instalar rampas, salvaescaleras, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que faciliten la entrada y salida del inmueble.

Los principales escollos están en los accesos a los portales o dentro de los mismos. “Suelen ser pocos peldaños pero restan autonomía a una persona en silla de ruedas o con movilidad reducida”, dice Belén Galán, responsable de marketing y comunicación de ThyssenKrupp Encasa, empresa especializada en soluciones salvaescaleras. La otra gran barrera está en las escaleras que suben al piso. “Miles de edificios, sobre todos en los barrios periféricos de las ciudades, que tienen tres o cuatro plantas no tienen ascensor o elevador”, apunta Galán.

Más del 75% de las fincas necesitan mejorar la accesibilidad, asegura Salvador Díez, presidente del Consejo General de Colegios y Administradores de Fincas de España (CGCAFE). Algunos expertos ven dificultades, sobre todo económicas, para cumplir con el objetivo de adaptar un parque antiguo de viviendas no preparado para dar respuesta a las personas con discapacidad.

El coste de las obras no debe superar 12 mensualidades de gastos comunes

Las obras para quitar obstáculos no son baratas, aunque la ley acota los futuros desembolsos. Las medidas de adecuación de un edificio para facilitar la accesibilidad universal no deben suponer una “carga desproporcionada o indebida”. “La carga es desproporcionada cuando el coste de las obras repercutido anualmente, descontando las subvenciones y ayudas públicas a las que se pueda tener derecho, exceda de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes”, según recoge la Ley 8/2013 de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, que modifica los artículos 10 y 17 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH).

Mientras no superen esas 12 mensualidades anuales, los gastos de las obras deben ser abonados por todos los propietarios. Si se sobrepasa ese presupuesto, entonces los vecinos tienen que convocar una junta y el acuerdo ha de ser adoptado con el voto favorable de la mayoría de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación. Ahora bien, en el caso de que los vecinos que hayan solicitado las obras abonen el resto del coste por su cuenta, todos los demás estarán también obligados a pagar sus 12 mensualidades.

Puede solicitar que se adapten las instalaciones la persona propietaria de la vivienda si en ella viven, trabajan o prestan servicios voluntarios personas con discapacidad o que sean mayores de 70 años”, señala Díez. Y prosigue: “Una novedad importante que introduce la nueva normativa es el concepto de accesibilidad universal, de manera que se debe procurar adaptar los edificios para que todos los usuarios puedan acceder no solos a sus viviendas, sino a todas las zonas comunes (a los garajes, jardines…)”.

Según el presidente del CGCAFE, “es un avance muy importante que contribuye a seguir reduciendo la discriminación con respecto a los vecinos que necesitan tener adaptados los elementos comunes”.

Las plataformas para salvar las escaleres cuestan desde 7.000 euros

Al margen de los ascensores -la obra más costosa-, el mercado ofrece soluciones que pueden encajar dentro de lo que exige la normativa. “Las plataformas salvaescaleras son un elemento que minimiza o elimina las obras y estaríamos hablando de inversiones a partir de 7.000 euros”, señala la portavoz de ThyssenKrupp Encasa. En una finca donde la cuota de la comunidad sea 50 euros mensuales, cada vecino tendría una derrama no superior a 600 euros. Si son 12 vecinos, acumularían 7.200 euros.

Las sillas salvaescaleras tienen un asiento que circula a través de un raíl instalado en la escalera, de modo que el usuario puede acceder a las distintas plantas de una vivienda sin necesidad de hacerlo andando. Hay distintas familias de sillas según el tipo de escalera ( curva, recta, sin descansillos…). El coste parte de 3.500 y 4.000 euros. Al tratarse de una solución a medida, el precio depende de las necesidades de configuración y recorrido.

Las plataformas salvaescaleras, para usuarios que utilicen sillas de ruedas, son elevadores dotados de una peana que circulan por un raíl instalado en la escalera y que permiten la comunicación entre las distintas plantas del edificio. El presupuesto parte de unos 7.000 euros.

Los elevadores verticales, que no ascensores, no necesitan cuadro de máquinas, ni foso, por lo que se pueden instalar en espacios reducidos. Esta solución es muy socorrida en la rehabilitación de viviendas y está diseñada para la elevación vertical de los usuarios (independientemente de que utilicen silla de ruedas o no). El coste medio es de unos 10.000 euros.

El ascensor, palabras mayores

Colocar un ascensor es otro cantar. “Podemos tomar como ejemplo un edificio de cinco plantas con seis paradas. El presupuesto puede estar entre los 25.000 y 30.000 euros. Pero a esto hay que añadir todas las obras necesarias para su instalación, además de abonar los honorarios de un arquitecto o aparejador que realice el proyecto. Con todo eso, el presupuesto final puede rondar los 75.000 o 80.000 euros. Si en cada planta hay tres viviendas esto supone que cada propietario debería hacer un desembolso de entre 5.000 y 6.000 euros”, explica Salvador Díez, presidente del del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España.

Se puede dar el caso de que, por las características del propio edificio, no se pueda instalar un ascensor en el interior del portal y se deba colocar por fuera, adosado a la fachada. En este caso el precio rondaría los 100.000 o 120.000 euros. “Es necesario analizar cada caso, pero la instalación de un ascensor supone un desembolso económico para los propietarios de varios miles de euros”, cuenta Díez.